¿Merece la pena que obtenga una certificación en gestión de proyectos, o no me aportará apenas?

Esta es una pregunta muy recurrente, tanto para profesionales que llevan mucho tiempo dedicándose a la gestión de proyectos como por parte de aquellos a los que les gustaría comenzar a hacerlo.

Bueno pues yo personalmente creo firmemente que sí merece la pena en la mayoría de los casos. Aquí expongo mis argumentos para hacer esta afirmación:

  • En el caso de tener experiencia dilatada como gestor/director de proyectos, obtener la certificación PMP te aportará por un lado el demostrar que he adquirido conocimientos solidos sobre las prácticas, técnicas y herramientas más recomendados por los grandes gurús en la materia. Por el otro lado la certificación PMP hace constar que el PMI, una de las entidades más respetables en la materia, ha validado tu experiencia trabajando como gestor de proyectos en al menos 4.500 horas (7.500 si no tienes título universitario previo). El hecho de validar la experiencia laboral es sin duda un punto muy importante a título personal.
  • Por supuesto, y se nos suele olvidar, obtener la certificación nos ayuda a estar seguros de que hemos entendido bien esas prácticas (procesos), técnicas y herramientas que han sido probadas y mejoradas para valernos de ellas en nuestro día a día para poder hacer cada vez mejor nuestro trabajo.
  • Además, la empresa en la que trabajas se beneficiará de tu certificación. Cada vez hay más empresas que exigen (o al menos valoran muy positivamente) en sus contratos que las empresas que opten dispongan entre sus filas de personal con certificación PMP. Por tanto obtener dicha certificación es un valor para tu empresa y/o para potenciales empresas que quieran contratarte.
  • En el caso de que estés buscando trabajo, obtener la certificación PMP te otorga por lo mencionado en los puntos anteriores una ventaja clara respecto al resto de personas que opten a un puesto de trabajo. Y no tiene porqué ser un puesto de gestor/director de proyecto ya que ser un PMP no solo te prepara para gestionar proyectos sino también para hacer tu trabajo (sea cual sea) de forma más organizada y ordenada.
  • Por último, si no tienes experiencia, puedes optar a la certificación CAPM que certifica que has adquirido los conocimientos en esta disciplina pero, quizás más importante, demuestra las ganas que tienes por empezar a trabajar como gestor de proyectos. Y te aseguro que eso es muy valorado por las empresas.

 

Certificado

Ante todo y dado los tiempos que corren, donde toda nuestra información es accesible desde cualquier punto ya que todo expuesto en público y teniendo en cuenta además que vivimos en un mundo globalizado en el que la movilidad es cada vez menos barrera, es más importante que nunca especializarse y diferenciarse del resto.

Cada vez hay más PMPs en el mercado pero hoy por hoy sigue siendo una certificación que no abunda mucho en el mundo hispano-hablante. Por lo tanto, si eres gestor/director de proyectos o quieres llegar a serlo, mi recomendación es que para el nuevo año pongas en tu lista de TODO la certificación PMP o CAPM y vayas a por ello a tope en 2015.

¿Te animas?

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies
35% Descuento – Código SEPT35