A mediados del siglo xx, el norteamericano Robert Merton designó con el nombre de “Efecto Pigmalión” las consecuencias que generan sobre el comportamiento de una persona las expectativas y creencias que se tienen de ella. Si percibe que se le valora poco o que es tratada con desconfianza, esto se reflejará en sus acciones posteriores. De ahí la importancia de que un Project manager sepa cómo mejorar la confianza y motivación de su equipo.

Si, por el contrario, el equipo percibe que el Project manager percibe que sobre él se deposita confianza y se le trata con consideración, su desempeño se elevará. Merton tomó el nombre Pigmalión de un mitológico rey de Chipre que buscó durante muchísimo tiempo a una mujer con la cual casarse; pero con una condición: debía ser la mujer perfecta. No pedía poco… Frustrado en su búsqueda, decidió no casarse y dedicar su tiempo a crear esculturas preciosas para compensar la ausencia.

Una de estas, Galatea, era tan bella que Pigmalión se enamoró de la estatua. Mientras dormía (y gracias a la ayuda de la Diosa Afrodita), Pigmalión soñó que Galatea cobraba vida. Al despertar, Pigmalión se encontró con Afrodita, quien, conmovida por el deseo del rey, le dijo “mereces la felicidad, una felicidad que tú mismo has plasmado. Aquí tienes a la reina que has buscado. Ámala y defiéndela del mal“. Y así fue como Galatea se convirtió en humana.

A principios del siglo xx el dramaturgo británico George Bernard Shaw bautizó también como Pigmalión a una de sus obras en la que un refinado caballero inglés emprende la tarea de “re-educar” a una rústica muchacha –vendedora callejera-para hacerla pasar como una dama de sociedad. Esta obra se convirtió en película (un inolvidable musical) en los años cincuenta… “My fair lady” con la magnífica Audrey Herpburn.

En los años sesenta, los psicólogos Rosenthal y Jacobson mostraron que las actitudes que los maestros expresan hacia sus alumnos y que éstos perciben influyen sobre su rendimiento.

Casi por la misma época, algunos estudiosos de la empresa, como McGregor y Likert, afirmaron que la conducta del directivo genera un efecto trascendental en la de sus subordinados. En otras palabras, los empleados responderán según como crean que son las expectativas de sus superiores. Y ya tenemos la aplicación científica para nuestros Project manager y la motivación de sus equipos.

¿Qué conclusiones derivamos de la historia mitológica y moderna de Pigmalion?

A nosotros, se nos ocurren tres:

Que tratemos siempre de transmitir expectativas positivas, desarrollar competencias en nuestros colaboradores para desarrollar su potencial;  que debemos ofrecer oportunidades para que se superen confiando a tu equipo de proyecto tareas retadoras y asegurándote de que sientan que se superan y logran pequeños o grandes éxitos frecuentemente.

Qué demos retroalimentación positiva en la que hagamos ver sus esfuerzos y sus fortalezas.

Que utilicemos un lenguaje positivo: “sé que puedes hacerlo”, en lugar de “espero que puedas hacerlo”; “Siempre supe que lo lograrías” y no “No pensaba que lo pudieras hacer bien”; “Este es un buen comienzo” en lugar de “Necesitaremos corregir esto en el futuro”.

Todo sabiendo que esto no es tan fácil como decir cosas bonitas y animara tu equipo de forma vacía… Quienes hayáis visto la película My Fair Lady (quienes no la hayáis visto… vedla ya¡) sabéis que Elisa (Audrey Herpburn)

– acepta el reto (y tu equipo debe aceptarlo),

– trabaja para lograrlo (su equipo deberá saber que hay que trabajar, trabajar y trabajar),

– el camino nos e fácil (el profesor, Rex Harrison se desespera en ocasiones y quiere tirar la toalla -como quizás te ocurra a ti-),

– preparan un pequeño reto (primero prueba su nueva “buena educación” con su madre)

– y luego preparan la prueba final (su presentación en sociedad)

– y luego llega el día en que Elisa (y tu equipo) son capaces de aplicar e ir mejorando sus habilidades de forma autónoma y abordando nuevos y más complejos proyectos.

efecto pigmalion dos

Recuerda por tanto a Pigmalión, My fair lady y los experimentos de los sesudos científicos que hemos comentado. Y ¡Suerte!

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES.

ACEPTAR
Aviso de cookies
35% Descuento – Código SEPT35